Skip to content

Scrotox: la nueva tendencia en Cirugía Plástica.

scrotox

Scrotox ha ganado popularidad en los últimos tiempos. Tal parece que a los hombres cada vez les preocupa más la apariencia de su pene y sus compañeros.

Por lo visto los hombres han llevado la vanidad a otro nivel, y es que estas nuevas inyecciones de Botox son llevadas al final.

La inyección tiene como objetivo principal aumentar el tamaño del escroto, así como darle un aspecto más relajado, Por ejemplo, en un día caluroso, dar menor sudoración y una disminución mínima de las arrugas. Pues es casi imposible desaparecer las arrugas del escroto.

Scrotox es utilizado especialmente por personas mayores que buscan rejuvenecer la apariencia de sus genitales. La eficacia de estas inyecciones aún no se ha demostrado. Aun así en el pasado año se registró la mitad de procedimientos más que en el año anterior.

El beneficio es mínimo y se nota poco, además el procedimiento tiene una duración aproximada de 45 minutos y no es placentero. Debes estar seguro de que el procedimiento lo está realizando alguien con conocimientos en este tema. El procedimiento tiene un costo de 3,200 euros, así que si te interesa es mejor que hayas comenzado a ahorrar.

La técnica es sencilla. Inyectar botox en el escroto no sólo para reducir las arrugas de la zona en cuestión sino para dar la sensación de mayor tamaño. Esta sensación ha servido para ayudar a aumentar la hombría de muchos.

 ¿Qué tipo de problemas existe con scrotox?

Expertos afirman que el resultado en ningún caso es igual en la cara que en esta zona íntima del hombre. A esto se le une que el paciente no podrá tener relaciones sexuales en casi dos meses. Siendo solo la disminución de la sudoración y la deseada tersura el único beneficio.

Si las mujeres recurren a la cirugía íntima para rejuvenecer sus genitales, ¿por qué no habrían de hacerlo también los hombres? ¿Usarías esta técnica?