Skip to content

Musloplastia o lifting de muslos. Cirugía de Muslos.

musloplastia

La piel sobrante puede provocar limitaciones, tanto estéticas como funcionales. Debido al exceso de piel, al caminar se puede presentar irritación en la piel situada entre las piernas. Una musloplastia puede ofrecer la solución.

Después de un proceso de adelgazamiento, después de un embarazo o debido al envejecimiento, la piel va perdiendo su elasticidad. La piel de la parte superior de las piernas se vuelve flácida y arrugada, también pueden aparecen pliegues.

En la musloplastia solo se elimina la piel y el tejido subdérmico sobrantes. Con una liposucción podemos eliminar la eventual grasa sobrante. Ambas intervenciones se llevan a cabo durante la misma sesión quirúrgica.

Este artículo le dará un conocimiento general del procedimiento. No puede contestar todas sus preguntas, ya que muchas dependen de situaciones individuales de cada persona.

La musloplastia es un procedimiento seguro

Pero como en cualquier operación, hay riesgos y complicaciones asociadas con el procedimiento.

Como con cualquier procedimiento quirúrgico, el sangrado tras la operación puede causar edemas.

Tales problemas se atenúan por la colocación de drenajes que soportan 2 o 3 días para evacuar la sangre. Sin embargo, hay un pequeño riesgo de hematoma que puede requerir evacuación.

Un pequeño número de pacientes pueden presentar infección. Esto puede ocurrir en cualquier momento, pero es a menudo en la primera semana tras la cirugía.

Así mismo existe el riesgo de dehiscencia de la herida si se somete a tracción excesiva a las mismas. Por lo que tiene que ser muy cuidadoso con los movimientos del cuerpo durante las dos primeras semanas.

Algunas mujeres presentan zonas de la piel con sensibilidad reducida cerca de las incisiones. Estos síntomas generalmente desaparecen. Pero no es así en todos los casos.

En algunos casos las cicatrices de la incisión no son tan buenas como se espera. Esto depende de factores personales y de la localización de la cicatriz.

La mayoría de los pacientes que se someten a una musloplastia no padecen las complicaciones descritas Sin embargo es importante que las conozcan.

Preparando la operación

En el día de la operación se debe acompañar de un adulto responsable. Y de la misma manera que alguien le ayude en su vida diaria durante los primeros días, hasta que se recupere y que puede actuar por sí mismo.

En la consulta inicial evaluaremos su estado de salud y le explicaremos las técnicas quirúrgicas más apropiadas para su caso particular, basadas en la firmeza de su piel y las condiciones de su cuerpo.

Donde se realiza la operación

La operación se realiza en un hospital o una clínica. Como regla general con el ingreso en el hospital durante un día o dos y su recuperación será más cómodo.

Tipos de anestesia


La musloplastia se realiza bajo anestesia general.

Después de la cirugía

Se sentirá cansada y molesta algunos días tras la intervención, deberá estar en reposo en la cama uno o dos días, sin someter a tensión las suturas.

Podrá hacer una vida normalizada sin excesivas tensiones al cabo de una semana. La mayor parte de sus molestias serán tratadas con medicación.

En dos o tres días le retiraremos vendajes y drenajes y le indicaremos el tipo de medias que debe emplear. Las sensaciones extrañas en la piel y la hinchazón más importante disminuirán en más o menos tres semanas.

Las suturas serán retiradas aproximadamente en dos semanas. Pero la pierna tardara algunas semanas más en recuperar su aspecto completamente normal.

Volviendo a la normalidad

Debe ser capaz de volver a su trabajo en unos quince días dependiendo del nivel de actividad que requiera el mismo.

Siga nuestros consejos sobre cuando comenzar a realizar ejercicio y actividad normal.

Sus piernas probablemente estarán más sensibles a la estimulación directa en dos o tres semanas, de forma que debe evitar el contacto físico. Después progresivamente volverán al estado normal.

Las cicatrices estarán endurecidas y rosas al menos durante seis semanas. Aunque este endurecimiento puede durar algunos meses. Después progresivamente se Irán atenuando hasta hacerse muy poco evidentes.

Su nuevo aspecto

Las mujeres sometidas a este tratamiento mejoran en aspecto y en autoestima al encontrarse más seguras con su nuevo aspecto.

musloplastia cicatrices

Cuando la operación es realizada con éxito las secuelas y cicatrices son mínimas .

La decisión de realizar una musloplastia es altamente personal, incluso puede haber personas que no lo entiendan. Lo importante es como se sienta usted con una silueta mejor. Si consigue sus objetivos y expectativas, la cirugía es un éxito.

musloplastia antes y después