Skip to content

MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN DE PECHO

La mamoplastia se lleva a cabo cuando existe hipertrofia mamaria. Es decir un volumen excesivo de la mama. El exceso de volumen puede aparecer como un síntoma único o se puede ver acompañado de una caída de la mama (ptosis).

 

En general es una consecuencia del desarrollo excesivo de la mama y el tejido adiposo dentro de ella. La solución es la reducción de pecho o mamoplastia de reducción.

La Reducción de Mamas o Mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas. Mediante la eliminación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, más ligeras, más redondas y más elásticas.

Además esta intervención tiende a complementarse con la reducción del tamaño de la areola. Las mujeres con mamas grandes pueden tener algunos problemas resultantes del exceso de peso:

  • Dolor en la espalda y el cuello
  • Irritación de la piel debajo de la mama
  • Problemas respiratorios.

¿Es una operación que necesito y/o  deseo? ¿Será eficaz en mi caso? 

La reducción mamaria se realiza como regla general para mejorar un problema físico, más que por razones puramente estéticas. La mejora se puede ver tanto desnuda como vestida.

En la mayoría de los casos se espera hasta que el pecho se desarrolle completamente, aunque esto se puede hacer antes si los problemas físicos son muy importantes. Es decir, aquellas mujeres que a menudo sufren de dolor de espalda, presentan dolor en los hombros por el sujetador, tienen dificultad de encontrar la ropa adecuada y tienen maceración de la piel en el surco inframamario… estarían dentro del grupo de las mujeres pueden aplicarse la reducción del pecho.

Planificación de la mamoplastia

Recuerde que su ida a la consulta será fundamental. Se debe especificar la forma y el volumen deseado. No dude en preguntar cualquier cuestión que le preocupa, y, especificar aquellos resultados esperables para su caso.

La cirugía de Reducción de Pecho se realiza en el quirófano de la clínica o de un hospital. Se recomienda el ingreso en el plazo de unas horas para dar de alta el día de la cirugía o al día siguiente, dependiendo de la complejidad de su caso.

La reducción de senos se realiza bajo anestesia general, es decir, va a dormir durante la cirugía. Una mamoplastia dura aproximadamente 2-3 horas.

La cicatriz en el resultado de esta operación depende del método que se utiliza y puede variar según el tamaño del pecho y el resultado que desea obtener.

Tras una Reducción de Senos normalmente se puede encontrar algo cansada durante unos días. La ventaja es que podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas.

La primera menstruación después de la reducción de senos puede causar que su pecho se inflame.

Los apósitos que cubren sus incisiones serán retirados en uno o dos días, siendo sustituidos por el esparadrapo especial.

Algo muy importante es que debe usar un sostén, que le dará su cirujano, constantemente,  durante las primeras 3 semanas.   Los puntos se reabsorberán ellos solos por lo que no hay necesidad de quitar.

La inflamación no cede completamente hasta las 3 o 6 semanas. Después de la reducción de senos, usted será capaz de volver a trabajar en 2 o 3 días.  Después de varios días puede hacer una vida prácticamente normal. Sin embargo, se debe limitar el ejercicio fuertes durante aproximadamente 3 semanas.

Durante 3 o 4 semanas evite el contacto físico intenso en las mamas. Usted debe continuar asistiendo a su médico cirujano para evaluar su evolución y obtener el oportuno asesoramiento.