Skip to content

Cirugías : ¿a favor o en contra?

Cirugías

Vamos a pensar un poco en los factores que resultan beneficiosos y los que pueden ser negativos en el mundo de la cirugía estética. ¿Estamos a favor o en contra de las cirugías?

Puntos a favor

La cirugía estética no tiene porqué limitarse únicamente a las operaciones de aumento de senos. Es sin lugar a dudas la que más se conoce.

Con los implantes también se recupera la forma del cuerpo después de una intervención traumática. Por ejemplo, una amputación como resultado de un cáncer. Aunque en estos casos en lugar de hablar de cirugía estética se habla de cirugía reparadora o de cirugía reconstructiva. No deja de ser la aplicación de las mismas técnicas para reparar amputaciones, deformaciones o cualquier otro tipo de problema visible.

El beneficio sobre la salud mental también es importante. Muchas personas tienen un gran complejo debido a que consideran que su físico está mal, y no pueden hacer nada por sí mismas para solucionarlo. Esta es la razón por la que recurren a los cirujanos plásticos. Para que se encarguen de lo que consideran un grave defecto que afecta a su salud emocional hasta un grado muy peligroso. A menudo una simple intervención puede hacer por los pacientes mucho más que años de terapia en la consulta de un psicólogo.

Voces en contra de la cirugía estética

También nos podemos encontrar con puntos negativos en el campo de la cirugía plástica, sobre todo cuando no se trata con profesionales adecuados.

Las noticias de malos resultados en operaciones de estética llaman mucho la atención, y afectan gravemente a la sociedad cuando surgen. La gran mayoría de los casos son el resultado de ponerse en manos de personas que trabajan sin licencia, a menudo ni siquiera con los conocimientos mínimos para saber lo que están haciendo.

Otras veces son consecuencia de un fallo humano, por supuesto, ya que es un ser humano el que está interviniendo, y este puede cometer algún error que afecte a la operación.

¿Qué elegir?

La elección teniendo en cuenta todos los factores no es ni mucho menos fácil. No obstante, la decisión debe ser personal, y nadie debería someterse a una operación o dejar de hacerlo en contra de su voluntad. Al fin y al cabo, somos nosotros quienes vamos a vivir con el aspecto que tenemos, ¿no es cierto?

Siempre tienes alternativas si tienes dudas. Ponerse a dieta es una opción viable, aunque requiera un esfuerzo adicional. Una de las más conocidas es la dieta Dukan. Existe mucha polémica sobre si es efectiva esta dieta o si produce daños en el hígado y los riñones debido al consumo excesivo de proteínas. No está probado científicamente que funcione y el efeto rebote con su recuperación de peso es un peligro.