Skip to content

Cirugía Plástica ocular para resolver alteraciones

Cirugía Plástica ocular

Alteraciones que se resuelven con la cirugía plástica ocular

La morfología de nuestros párpados no solo condiciona nuestro aspecto físico, sino que sus alteraciones pueden producir problemas en la vista. Las principales alteraciones de párpados y zona ocular son:

  • Obstrucción de vías lacrimales: es una enfermedad frecuente que causa lagrimeo e infecciones.
  • Párpado caído: afecta a la estética pero también disminuye el campo visual.
  • Ectropión y entropión: provocan irritaciones, lagrimeo e incluso úlceras en la córnea.
  • Anomalías en el movimiento de los ojos: como blefarospasmo y lagoftalmía, de más complicado tratamiento.
  • Problemas inflamatorios: como la blefaritis leve u otras más graves con origen hipertiroideo.
  • Envejecimiento ocular: ya que el rostro refleja los signos de envejecimiento de forma más clara.

Las operaciones de cirugía plástica en los ojos suelen solucionar o al menos mejorar notablemente muchos de los problemas mencionados. Son operaciones con muy buenos resultados, pero que deben realizarse con gran precisión para no afectar la visión.

La obstrucción de vías lagrimales, dolencia muy común, se trata quirúrgicamente mediante una técnica llamada dacriocistorrinostomía. Tiene una tasa de éxito muy elevada.

Los movimientos involuntarios de los párpados, muy poco frecuentes, tiene más difícil tratamiento pero suelen controlarse con infiltraciones periódicas de toxina botulínica sobre el músculo orbicular.

Signos de envejecimiento ocular

Los signos de envejecimiento son importantes en la cara, y se hacen más visibles en la zona de los ojos. Destacan los siguientes:

  • Exceso de piel en los párpados: a veces refleja una mirada triste y cansada.
  • Bolsas en los párpados inferiores: se trata generalmente a que la grasa que está dentro de la órbita se hernia hacia afuera produciendo un abultamiento bajo la piel de los párpados. No producen alteraciones en la vista.

Para eliminarlos el tratamiento suele ser quirúrgico (blefaroplastia), ya que no hay cremas milagrosas que hagan desaparecer las bolsas en los ojos, ni el exceso de piel en los párpados. La piel sobrante debe retirarse, pero permitiendo el cierre perfecto de los párpados, ya que si no podrían originarse problemas de ojo seco o úlceras corneales.

  • Arrugas en la región periocular: frecuentes en el entrecejo y las llamadas patas de gallo.

Cirugía de tumores palpebrales y orbitarios

Los tumores en los párpados y en la órbita ocular pueden ser de carácter tanto maligno como benigno. En ambos casos su tratamiento requiere del empleo de la cirugía y de una correcta reconstrucción plástica de la cavidad anoftálmica.

Esta cirugía está indicada para todos aquellos procesos que requieran la extracción del globo ocular. Así como ojos pequeños, tumores intraoculares, ojos ciegos, dolorosos o antiestéticos. También, este tipo de tratamiento quirúrgico se utiliza para el tratamiento de los pacientes portadores de prótesis oculares por órbita hundida con el objetivo de retener la prótesis, o con aspecto antiestético.

Otro tema interesante es : musloplastia