Skip to content

El Origen de la Cirugia Plastica

El Origen de la Cirugia Plastica

Cirugía Plástica-Estética-Reparadora, comienza en el segundo milenio antes de nuestra era. Nació como la necesidad de eliminar las amputaciones consecutivas a los castigos impuestos en las antiguas civilizaciones.

Los castigos favoritos en el tiempo védico y de los primeros reinos de la India, eran la amputación de la nariz y las orejas. Quizás esta costumbre estimulo los esfuerzos para reemplazar con el arte quirúrgico las facciones que faltaban.

Los castigos favoritos en el tiempo védico y de los primeros reinos de la India, eran la amputación de la nariz y las orejas. Quizás esta costumbre estimulo los esfuerzos para reemplazar con el arte quirúrgico las facciones que faltaban. La Rinoplastia (recuperación de la nariz amputada) y Queiloplastia (reconstrucción de los labios), fueron las primeras intervenciones quirúrgicas practicadas.

 

El mejor antecedente se encuentra en el Susruta Samhita, una serie de libros médicos de la India escritos entre el 800 a. J. C hasta 400 de nuestra era. Aunque los científicos indios pensaban que la primera descripción escrita se hizo en la primera mitad del primer milenio antes de nuestra era, los orígenes de la tradición buscan en la era de la védica o pre-védica.

 

En la India se castigaba el adulterio, es decir la violación de la fe conyugal, con la amputación de la nariz. Es por eso que Susruta, uno de los Padres de la Medicina de la india, también conocido como el Padre de la Cirugía Plástica en la antigüedad explica en su libro la restauración de la nariz mutilada.

Hilo y aguja, tal como se describe en los textos de Susruta, parecidas a las actuales, aunque de diferente material. Usaban las agujas rectas y curvas, hechas de hueso y bronce. El hilo quirúrgico eran de cáñamo, la fibra de la corteza, el cabello y los tendones de los animales (esta última fue utilizada para la ligadura de los vasos sanguíneos).

Las hormigas negras bengalíes se utilizan para sutura de heridas en el intestino. Entonces, el cuerpo de las hormigas era separado de la cabeza, que se quedaban en la herida del intestino.Esto significa que las costuras del intestino no lo hicieron con hilo ya que puede descomponerse y causar una infección. En cambio, utilizaban las hormigas y el ácido fórmico, era el antiséptico.

En roma, el famoso escritor médico fue Aulo Cornelio Celso en el Siglo I antes J.C y en su libro “De re de la medicina”, dio gran importancia a la nariz y parte de la cara.

Se sabe que en Roma el cirujano mejor pagado es él que se ocupaba de la estética, porque sabía con gran habilidad borrar cicatrices atroces “F y “K”, que con el hierro eran grabadas en la frente, el pecho o las caderas de los esclavos. A los fugitivos se los marcaba con la letra (F) y calumniadores con la letra (K).

Militar, el escritor de aquel tiempo, afirmaba que el cirujano más famoso fue el de eros, él sabía cómo satisfacer los requisitos de los pacientes: libertos, ricos y calumniadores.

Durante el Renacimiento, la Cirugía Plástica ha sido el orgullo de la tradición secular entre algunas familias sicilianas y calabresas, como la de los hermanos branca, que una gran popularidad en Europa el indio método de la Rinoplastia.

El considerado como “Padre de la Cirugía Plástica Moderna” fue Gaspar Tagliacozzi (1546-1599). Profesor de anatomía y cirugía en Bolonia, fue el primero en la práctica de la Rinoplastia con criterios basados en sólidos conocimientos anatómicos y logros además de mejorar el plástico de las orejas y los labios.

 

Con la unión de profundos conocimientos anatómicos y quirúrgicos pudo llevar a cabo con éxito operaciones como la rinoplastia, o intervenciones en las orejas y los labios. Su técnica consistía en vincular la nariz de un colgajo de piel tomada con las manos hasta que esté totalmente implementado. Sin embargo, a pesar de los avances introducidos, sus discursos fueron condenados por los cirujanos de la época así como de la Iglesia y la Inquisición que prohíbe cualquier intento de enmendar la obra del Creador.

En el resto de Europa la operación fue retomada recientemente en 1822 por Johann Friedrich Dieffenbach (1792-1847), Profesor en Berlín y valiente pionero de la cirugía plástica.

En Francia ha pasado de Louis Xavier Ollier (1830-1901), ideológico injerto dermoepidérmico, conocido como  “injerto de Ollier-Thiersch”. Carl Thiersch (1822-1895), el cirujano alemán. Introdujo el injerto cutáneo y un cuchillo que se utiliza para el mismo propósito, que lleva su nombre.

Jacques Joseph louis Reverdin (1842-1908), el cirujano el que inventa el método de injerto epidérmico, conocido por el nombre.

La motivación en la especialización en cirugía plástica, comenzó en 1896, cuando una madre le pidió que corrigiera las orejas de su hijo. Joseph acepto el encargo y la operación que nunca habían probado anteriormente, ha sido un éxito. Su error fue la publicación de la nueva tecnología, las razones por las que la Universidad de Leipzing le pidió que renunciara a lo que llamaron “delirios”.

 

En 1898 fue consultado por un hombre de 28 años que tenía la nariz como el “pico del águila”, lo que llamó mucho la atención y le provocaba una profunda depresión mental. Acepto la propuesta y luego practico en el cadáver la técnica diseñada para tal efecto, realizo la intervención. Le denomino “Rinomiosis” y consistía en una incisión externa en el puente de la nariz, que en el futuro se convertirá en una incisión en el interior. Su resultado ha sido muy satisfactorio, cicatrices discretos y fue muy importante la transformación del estado mental del paciente.

Joseph tuvo que luchar primero con los prejuicios de la sociedad y de sus colegas, que le valieron ser despedido de su puesto. Era el deseo y la dedicación de sus objetivos tales como el logro de la transformación física, capaces de llevar a la transformación del estado psicológico de los pacientes, sin importar el sexo y la edad.

En 1918, de, la obra de Joseph fue reconocida y por lo tanto, se ocupó de la primera Cátedra de Cirugía Plástica de la Universidad de Berlín. Albergó por una beca a los estudiantes de diferentes partes del mundo, lo, que ha llevado a la difusión de la especialidad.

En su libro “la Nariz y la otra parte, de plástico”, destacó en el aspecto sociológico y psicológico de los nuevos métodos. Esto contrastaba con publicaciones de otros cirujanos de la época que sólo entran en la competencia y se relacionan sus éxitos en los nobles o de los artistas famosos.

En los Estados Unidos se considera un pionero de la Cirugía Plástica en Charles Conrad Miller (1880-1950). En 1927 publicó un libro de Cirugía Estética, que ha sido muy exitosa.

En 1912, Eugen hollander hábil cirujano en la principal técnica que es también conocida como “lifting”, palabra inglesa que significa “levantar” y que es aceptado en la sociedad. Se han inventado términos alternativos como Ritidectomía (eliminación de arrugas) o la remodelación de la persona, pero no son muy empleados.

En 1926 Suzanne Noel fue otra pionera de la cirugía plástica en Francia. Ha publicado el libro “la Cirugía Estética y su función social”. Sus observaciones psicológicas tal vez las primeras, permiten colocar al paciente, el entorno social y la familia, con sus prejuicios y temores.

En 1985 Se evidencia el primer aumento de Senos, realizado por el medico de origen checo Vincenz Czerny. Hizo un trasplante de Tejido de la espalda al pecho para corregir desigualdad de mamas.

La “Lipoaspiración” fue iniciada en Francia y Consiste en la eliminación de depósitos de grasa localizados, a través de una cánula de metal a través de la pequeña y escondida de la incisión de la piel, cercana a la zona de tratamiento.

De los “Padres y “los Pioneros”, se han ido formando a varias generaciones de cirujanos plásticos, cosméticos, de rehabilitación o talleres de reparación, los cuales van enriquecimiento las diferentes técnicas quirúrgicas; el instrumental y los elementos técnicos modernos ampliando el conocimiento y las posibilidades de éxito.